Los deportes acuáticos que tienes que probar este año

Verano es sin dudas un buen tiempo para practicar deportes. En esta estación deberíamos disfrutar especialmente de las atracciones acuáticas que no solo nos aseguran un montón de emociones increíbles, sino que también nos traen alivio durante los días calurosos. Este año os animamos a que probéis algunos deportes acuáticos nuevos que además de aportar las ventajas mencionadas previamente, nos brindarán una enorme cantidad de adrenalina.

Kitesurf

Este deporte goza de una popularidad cada vez mayor en España. Hoy en día podemos ver los deportistas practicando kitesurf no solo en el mar, sino también en los lagos. El kitesurf es un deporte que consiste en navegar en una tabla que se mueve gracias a la fuerza motriz de una cometa. La técnica de kitesurf se asemeja a esta empleada por los snowboarders. Para poder practicar kitesurf se necesita un equipo profesional, es decir una tabla, una cometa y una barra, o sea un marco con las líneas que permiten controlar la dirección del movimiento. En cuanto a las condiciones meteorológicas que permiten practicar este deporte, se necesita un viento estable que sople con una fuerza desde 15 hasta 25 nudos. Antes de comenzar la aventura con kitesurf, vale la pena invertir en un curso que nos aportará no solo el conocimiento teórico, sino también las habilidades prácticas.

Piragüismo

El descenso en kayak en ríos turbulentos es un desafío interesante para todas las personas que les gusta sentir emociones fuertes. Durante las vacaciones, muchos centros de deportes acuáticos organizan este tipo de entretenimiento, entonces sin problemas encontraremos un establecimiento de piragüismo en nuestra zona. Si todavía no hemos tenido la oportunidad de practicarlo, vale la pena invertir en unas clases de manejo de kayak. Este deporte puede parecer fácil de practicar pero en realidad requiere una desarrollada capacidad de mantener el equilibrio – hay que recordar que navegar en un río es mucho más exigente que navegar en un lago.

Los descensos en kayak pueden tener varios grados de dificultad. Al principio vale la pena elegir uno menos desafiante con el fin de chequear nuestro nivel de competencia. Con el paso del tiempo y con algo de práctica, podremos probar los recorridos más difíciles que nos asegurarán mucha más adrenalina.

Navegación

Este bonito deporte goza en España de una implacable popularidad desde hace muchos años. El destino más solicitado entre los españoles y los turistas extranjeros son invariablemente las Islas Baleares. Ahí es dónde existen las condiciones ideales para practicar este tipo de deporte tanto si se trata del clima, como de la posibilidad de rentar un equipo profesional. Para poder navegar, necesitamos tener una licencia de vela, cuya obtención depende del pasar exitosamente un examen de navegación. La diversión náutica trae mucha satisfacción. Si la probamos una vez, seguramente esta se volverá nuestro deporte favorito.

Invierte en deportes

Aunque las vacaciones duran solo dos meses, la mayoría de los deportes anteriormente mencionados los podemos practicar todo el tiempo que queramos, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan. Invertir en un curso de kitesurf o de uno de navegación, tanto como en clases de piragüismo, es un modo ideal para poder disfrutar del sentido de libertad que nos traen estos fascinantes deportes. Si actualmente nuestro presupuesto no nos permite financiar tales cursos, podemos pensar en un préstamo rápido que nos ayudará a completar la suma restante. Seguramente vale la pena optar por un préstamo rápido ya que es una solución fácil y segura. Un préstamo rápido lo amortizaremos en un tiempo breve y las habilidades adquiridas quedarán con nosotros por el resto de la vida.